sábado, 24 de mayo de 2014

Video Como ocurre el fenomeno del niño y la niña

57 comentarios:

  1. Samuel F. Barrera26 de mayo de 2014, 5:33

    Los fenómenos climáticos en general obedecen a ciclos, de los elementos y ciclos del agua y los vientos.. son originados por el movimiento de masas de agua y aire sujetos a cambios de temperatura y demas.. asi en este video vemos como se originan el niño y la niña y como estos se van alternando.. pues mientras en una parte de indonecia viven un clima seco en america del sur vivimos temporadas de lluvias..esto producto de los vientos alicios y la temperatura de las aguas..y cuandfo se viven sequias en america las lluvias caen sobre asia en indonecia.

    ResponderEliminar
  2. El ciclo conocido como "el Niño" y su fase opuesta "la Niña" son la causa de la mayor señal de variabilidad climática en la franja tropical del océano Pacifico, en la escala interanual. Son las componentes oceánicas del ENOS (Oscilación del Sur) que corresponde a la aparición, de tiempo en tiempo, de aguas superficiales relativamente más cálidas (El Niño) o más frías (La Niña) que lo normal en el Pacífico tropical central y oriental, frente a las costas del norte de Perú, Ecuador y sur de Colombia.
    Estas alteraciones de la estructura térmica superficial y subsuperficial del océano están asociadas con el debilitamiento de los vientos alisios del Este y con el desplazamiento del núcleo de convención profunda del Oeste al Centro del Océano Pacífico tropical, en ocasiones "El Niño" o con su permanencia e intensificación, en el caso de "La Niña".

    Por su localización geográfica, Colombia recibe la influencia directa de los procesos que se suscitan en el sistema acoplado océano-atmósfera del Pacifico tropical, asociados al ciclo ENOS, y se ha podido establecer claramente, que la intensidad de los fenómenos "El Niño" y "La Niña" están en relación directa con la magnitud de las anomalías registradas en la temperatura superficial y subsuperficial del océano y con el área que cubren esas anomalias.

    ResponderEliminar
  3. Holman Fernando Ramirez Perez29 de mayo de 2014, 13:49

    El Niño y la Niña son fenómenos climáticos que ocurren cada cierto tiempo. Se inician al producirse el calentamiento (El Niño) o enfriamiento (La Niña) de las aguas superficiales del Pacífico Ecuatorial frente a las costas de Perú y Ecuador.
    Su efecto provoca sequías, inundaciones, incendios forestales, etc... en diversas partes del mundo.
    El Niño es un fenómeno regular, que ocurre cada cierto número de años. Se produce un debilitamiento de los vientos alisios, que incluso pueden cambiar de sentido, provocando la llegada de aguas calientes hacia las costas intertropicales americanas desde Indonesia. El debilitamiento de los vientos del este en la zona del Pacífico Ecuatorial, permiten que la nubosidad del Sudeste Asiático se desplace hacia Sudamérica, provocando fuertes precipitaciones en Perú, Ecuador y Chile que dieron lugar a consecuencias catastróficas en infraestructuras y diversos sectores económicos como el agrícola, ganadero o minero.
    En el caso de la Niña, los vientos alisios se vuelven más intensos, favoreciendo la llegada de aguas superficiales más frías desde la región oriental del Pacífico hacia la parte occidental. Provoca un descenso de la pluviometría que afecta a la economía de diversos países.
    Aunque no existe ninguna teoría definida que explique el fenómeno, la mayoría de los expertos afirman que tanto la mayor incidencia solar sobre las capas superiores de la atmósfera, como la disminución de la capa de ozono pueden generar las alteraciones que lo provocan.

    ResponderEliminar
  4. linda violeth parra rodriguez29 de mayo de 2014, 15:58

    Sus efectos son de alcance regional y global, pues transforman el estado del clima de casi toda la Tierra. este fenómeno afecta severamente la vida social, económica y política de los países, alterando su ciclo productivo y el crecimiento económico-social. En las áreas normalmente húmedas se originan prolongadas sequías, en las zonas áridas se producen torrenciales lluvias y olas de frío o de calor en distintos lugares del mundo.las sequías, aumentan la mortandad del ganado y los incendios forestales que contaminan el ambiente y provocan pérdida de la biodiversidad;

    • las lluvias torrenciales provocan graves inundaciones y aluviones de barro y rocas;

    • el aumento de la temperatura de las aguas aleja de algunos bancos pesqueros especies ictícolas muy importantes por su valor comercial por lo que se perjudica la actividad pesquera• otra actividad afectada es el turismo, fuente de ingreso para estos países.

    ResponderEliminar
  5. Camilo Manzano Leon29 de mayo de 2014, 22:04

    El fenómeno de la niña y el niño tienen qie ver con las condiciones climaticas que presenta nuestro planeta ademas un factor muy inportante para que se presente este de fenomeno es el viento el cual lleva esas corrientes de aire son un motivo por el cual sucedan estos factores y lleguen en sudamerica a producir fuertes lluvias e inundaciones, en cambio en la India se convierta en in lugar de sequia, ademas nos preguntamos si estos fenómenos se crearon solo por el movimiento de vientos, si no por tambien el cambios dr clima la contaminacion que producimos los seres humanos y vemos que nos afecta mucho en nuestrl vivir por las fuertes lluvias qie acaban con lo poco qie tenemos. Como seres humanos debemos estar consientes qie estos fenosn avanzan mas y mas y nosotros los creamos porel mal uso de los planeta

    ResponderEliminar
  6. Lizette Suarez Gonzalez30 de mayo de 2014, 4:57

    El niño es un fenomeno meteorologico que consiste en un cambio en los patrones de movimiento de las corrientes marinas en la zona intertropical provocando, en consecuencia, una superposición de aguas cálidas procedentes de la zona del hemisferio norte inmediatamente al norte del ecuador sobre las aguas de emersión muy frías que caracterizan la corriente
    esta situación provoca estragos a escala zonal (en la zona intertropical) debido a las intensas lluvias, afectando principalmente a América del Sur, tanto en las costas atlánticas como en las del Pacífico, especialmente, en estas últimas.La Niña es un fenómeno climático que forma parte de un ciclo natural global del clima. El paso de un extremo al otro se ve influido por una estrecha relación entre la temperatura de la superficie del mar y los vientos. Cuando existe un régimen de vientos alisios fuertes desde el Este, las temperaturas ecuatoriales se enfrían y comienza la fase fría o La Niña. Cuando la intensidad de los alisios disminuye, las temperaturas superficiales del mar aumentan y comienza la fase cálida, El Niño.Cualquiera de ambas condiciones se expanden y persisten sobre las regiones tropicales por varios meses y causan cambios notables en las temperaturas globales, y especialmente en los regímenes de lluvias a nivel global. Dichos cambios se suceden alternativamente en períodos que varían promedialmente de los cinco a los siete años.

    ResponderEliminar
  7. Laudys Mileidy Huertas Vanegas30 de mayo de 2014, 7:56

    El Niño y La Niña son los nombres de dos fenómenos atmosféricos-oceánicos que se presentan cíclicamente en períodos variables de 2 a 7 años. Tienen mayor incidencia en el océano Pacífico y sus alrededores, a la latitud del ecuador. Sus efectos son de alcance regional y global, pues transforman el estado del clima de casi toda la Tierra. Este fenómeno afecta severamente la vida social, económica y política de los países, alterando su ciclo productivo y el crecimiento económico-social. En las áreas normalmente húmedas se originan prolongadas sequías, en las zonas áridas se producen torrenciales lluvias y olas de frío o de calor en distintos lugares del mundo.
    Por lo general, esto representa graves pérdidas en las actividades económicas, sobre todo en las actividades primarias, por lo que afectan mucho más a los países en desarrollo donde éstas constituyen la base de su economía. Por ejemplo:
    • las sequías, aumentan la mortandad del ganado y los incendios forestales que contaminan el ambiente y provocan pérdida de la biodiversidad.
    • las lluvias torrenciales provocan graves inundaciones y aluviones de barro y rocas.
    • el aumento de la temperatura de las aguas aleja de algunos bancos pesqueros especies ictícolas muy importantes por su valor comercial por lo que se perjudica la actividad pesquera.
    • afecta el turismo, fuente de ingreso para los países.

    ResponderEliminar
  8. Diana Alejandra Jaimes Sepulveda30 de mayo de 2014, 11:44

    El desplazamiento hacia el Este de esta masa de aire atmosférico por encima de la masa de agua más caliente produce grandes cambios en la circulación atmosférica global, lo cual se enfatiza en importantes cambios en el clima de regiones muy alejadas del Pacífico tropical.
    A mi parecer el esfuerzo científico realizado conjuntamente por las organizaciones internacionales deberá dar como fruto una mejor comprensión del sistema y una mayor capacidad de previsión, aunque, como siempre, la Naturaleza tendrá la última palabra.

    ResponderEliminar
  9. Diana Alejandra Jaimes Sepulveda30 de mayo de 2014, 11:45

    El desplazamiento hacia el Este de esta masa de aire atmosférico por encima de la masa de agua más caliente produce grandes cambios en la circulación atmosférica global, lo cual se enfatiza en importantes cambios en el clima de regiones muy alejadas del Pacífico tropical.
    A mi parecer el esfuerzo científico realizado conjuntamente por las organizaciones internacionales deberá dar como fruto una mejor comprensión del sistema y una mayor capacidad de previsión, aunque, como siempre, la Naturaleza tendrá la última palabra.

    ResponderEliminar
  10. Daniela Albarracin Tibaduiza30 de mayo de 2014, 19:13

    El fenómeno de la niña y el niño son fenómenos que vemos que están ocurriendo últimamente con mas frecuencia. estos fenómenos son la causa mayor de la variabilidad del clima que están apareciendo en algunas regiones de nuestro continente. estos están asociados a los vientos alisos.

    El fenómeno de ”El niño” es bastante popular pero, a la vez, muy desconocido. Sus efectos y causas se producen a nivel global, casi planetario y por ello es interesante conocer cómo funciona.
    Empezando por el principio en la zona del ecuador soplan unos vientos fuertes y constantes llamados alisios. Estos vientos son muy importantes porque desplazan las masas de agua oceánica. En concreto en el Pacífico y la zona de Perú, existe el llamado afloramiento de Perú. el niño es un fenómeno cíclico que se produce cada 3 o 7 años.

    ResponderEliminar
  11. Cristian Rojas Avila.30 de mayo de 2014, 20:11

    Fenómeno del niño.
    Fenómeno cálido del pacifico, oscilación del sur. Porción de agua generalmente caliente ubicada desde el occidente tropical del océano pacifico, esto es la costa Occidental de Sudamérica. La introducción de aguas irregularmente calientes en esta zona inhibe el ascenso a la superficie de las aguas frías, ricas en nutrientes y altera la distribución de la precipitación en la cuenca del Pacifico. Paralelamente los vientos alisios del Suroccidente y los vientos del Oriente del Pacifico se debilitan significativamente y se invierten.

    Se produce cada tres a cinco años a lo largo de la costa Occidental de América del Sur. Los efectos de esta oscilación en el clima se perciben en regiones muy alejadas; sequías en el Sudeste de Australia, Asia y África; lluvias torrenciales e inundaciones en zonas áridas de Sudamérica; menor intensidad de las lluvias Monzónicas en la India; e inviernos más suaves en el Oeste de Canadá.

    El enfriamiento anormal de las aguas del Oriente Tropical del océano Pacifico se conoce como fenómeno de la niña (fenómenos climáticos opuestos a los producidos por el niño) y es una fluctuación de la presión atmosférica de escala entre el Oriente y el Occidente del Pacifico y sus consecuencias son las fluctuaciones climáticas en diversa partes del mundo.

    Estas variaciones climáticas ejercen un efecto indudable en la frecuencia de enfermedades infecciosas o parasitarias.

    Aumento notable de los casos de paludismo asociados a las intensas perturbaciones meteorológicas vinculadas al Niño y debidas a la mayor facilidad de reproducción de los mosquitos anofeles transmisores del paludismo.

    Perdidas en la producción de cultivos y utilidades.

    Generación de incendios forestales, desbordamiento de ríos en temporada lluviosa.

    Pobreza, vulnerabilidad y desastres.

    El agua recurso vital para el sector agropecuario, juega un papel primordial dado que por exceso o por defecto provoca la mayor cantidad de desastres.

    ResponderEliminar
  12. eddy alejandra marroquin ramirez30 de mayo de 2014, 20:35

    PROFE QUE PENA ES QUE ME CONFUNDI Y ESTE LO COMENTE EN EL VIDEO DE LA CUENCA HODROGRAFICA EL CUAL FUE COMENTADO EL DIA 29 de mayo de 2014 A LAS 16:47 DRACIAS Y QUE PENA SI QUIERE REVISE EL DOCUMENTO Y VE LA HORA GRACIAS

    El fenómeno de ”El niño” es bastante popular pero, a la vez, muy desconocido. Sus efectos y causas se producen a nivel global, casi planetario y por ello es interesante conocer cómo funciona,

    Empezando por el principio…. en la zona del ecuador soplan unos vientos fuertes y constantes llamados alisios de dirección NW. Estos vientos son muy importantes porque desplazan las masas de agua oceánica. En concreto en el Pacífico y la zona de Perú, existe el llamado afloramiento de Perú.

    ¿Qué es un afloramiento? Pues de manera sencilla y básica es un ascenso de agua profunda, rica en nutrientes, porque los vientos alisios desplazan las aguas superficiales cálidas; de modo que en condiciones normales, las aguas superficiales de la costa de Perú presentan unas temperaturas bajísimas de alrededor de 4º. Estas aguas ricas en nutrientes, favorecen que haya muchísima pesca, sobre la que se sustenta la economía de varios países.

    El Niño, es un fenómeno cíclico, que se produce cada 3 ó 7 años, curiosamente coincidentes los episodios más pronunciados con la gota fría del Mediterráneo, lo cual, puede indicar algún tipo de relación. Básicamente es una corriente cálida que se produce frente a las costas del Perú, que como hemos visto antes, en condiciones normales son frías, y suele aparecer en Navidad. (De ahí que la llamen El Niño, y fue bautizada por los pescadores peruanos.)

    A partir de los años 40, se relaciona esta corriente cálida del Perú (léase El Niño), con el ENSO o ENOS (para los ingleses la primera y para los españoles la segunda: El Niño Oscilación Sur). El ENOS describe una curiosa variación que aún no se sabe por qué se produce entre las presiones atmosféricas de dos puntos del Pacífico.

    Walker, descubrió que entre Darwin (NW de Australia) y Tahití (E del Pacífico) existe un gradiente de presiones según el cual la presión siempre es mayor en Tahití (de ahí que en Tahití haga mejor tiempo, y en Indonesia y toda aquella zona monzones y lluvias tropicales en condiciones normales). Los vientos alisos se producen debido a esta circulación atmosférica. A esta circulación atmosférica se le llamó célula de Walker.
    A La Niña también se la culpa por el ciclón Yasi, uno de los más fuertes que ha golpeado a Australia y que tocó tierra firme el 2 de Febrero pasado. De entre los ciclones cuyos daños para el territorio australiano han sido cuantificados, el Yasi es el segundo más dañino, superado tan sólo por el Ciclón Tracy en 1974.

    Además de lluvias extremas, La Niña puede promover sequías en otras regiones del globo terráqueo. Últimamente, ha estado causando en África Oriental un clima más seco de lo habitual, haciendo que la preocupación por la carestía de comida se agudice aún más en regiones donde el agua para regadío ya es de por sí escasa, en naciones como Somalia, Kenia, Etiopía y Tanzania.

    Durante las próximas semanas, regiones de América del Sur, Asia y el sur de Estados Unidos también podrán verse afectadas por una pluviosidad menor de lo habitual.

    ResponderEliminar
  13. lizeth ximena sierra corzo30 de mayo de 2014, 21:14

    El fenómeno El Niño se manifiesta directamente en la costa Pacífica
    colombiana con incrementos de la temperatura superficial del mar y aumentos
    del nivel medio del mar.
    Los cambios en el régimen de lluvias y en el de evaporación, relacionados con
    los fenómenos El Niño, hasta ahora registrados, han traído como consecuencia
    alteraciones en los procesos naturales que conforman el ciclo hidrológico y han
    afectado la dinámica y la distribución, en el espacio y en el tiempo, de la oferta
    hídrica en las diferentes regiones del país, tanto en términos de cantidad, como
    de calidad.
    Por la disminución considerable en algunas zonas y por exceso de lluvia en
    otras, se ha visto afectada la disponibilidad normal del agua que es retenida
    por la vegetación, la que se evapora desde las diferentes superficies, la que se
    infiltra para alimentar el subsuelo y los almacenamientos subterráneos y, por
    consiguiente, los caudales de las diferentes corrientes y cuerpos de agua que
    surten la demanda en el territorio colombiano.
    En efecto, la disminución de esta oferta hídrica en términos de precipitación ha
    afectado en forma importante la agricultura tradicional. El déficit en los
    rendimientos hídricos ha alcanzado en muchas regiones del territorio nacional
    porcentajes mayores del 30%, donde normalmente este recurso es escaso.
    Esto ha afectado principalmente los abastecimientos de agua potable, la
    generación hidroeléctrica, los sistemas de riego para la agricultura y la
    navegación, entre otros. Estas reducciones considerables han generado mayor
    competencia por el abastecimiento de agua para los diferentes usos.

    ResponderEliminar
  14. MARIA FERNANDA PINDERA MORA31 de mayo de 2014, 15:13

    Los efectos que produce El Niño son muy diversos y de gran alcance. Suelen incluir sequía en el sur de África, el noreste de Brasil, Indonesia, el este de Australia, el sur de Filipinas y América Central. Son probables las inundaciones en el norte de Perú, el sur de Ecuador, el sur de Brasil, el norte de Argentina y Uruguay, entre otras zonas. En la India, la llegada del monzón trae consigo precipitaciones abundantes que son de vital importancia pero, cuando llega El Niño tiende a hacerlas irregulares y como consecuencia se produce una producción anómala de alimentos.
    La niña, se caracteriza por el enfriamiento de las aguas del Pacífico, causando al mismo tiempo el debilitamiento de los anticiclones marítimos y continentales, que son zonas de poca nubosidad y presiones atmosféricas que amainan las tormentas. De igual forma interfieren en la fuerza de la temporada ciclónica, la alta o baja presión en las Azores, la dirección de los vientos, las señales de lluvias en zonas como el Golfo de Guinea y las anomalías de la temperatura en el Atlántico.

    Podemos decir, pues, que “La Niña” cambia el clima mundial ya que reduce las lluvias entre diciembre y febrero, dando lugar a inviernos muy secos en Cuba y zonas cercanas al impedir el desarrollo de las bandas de nublados con lluvias que anteceden la entrada de los frentes fríos. Provoca, a su vez, ciclones y huracanes que causan un efecto destructor sobre la población y la naturaleza. Lo único bueno que podemos encontrar en este devastador proceso es el aumento de la productividad marina de algas microscópicas llamadas fitoplancton, de oxígeno y macroalgas que sirven de alimentos a los peces.

    ResponderEliminar
  15. Eddy Johana Calderon31 de mayo de 2014, 17:09

    los fenomenos del niño y la niña son dos fenomenos atmosfericos relacionados con el clima,Estas alteraciones de la estructura térmica superficial y subsuperficial del océano están asociadas con el debilitamiento de los vientos alisios del Este y con el desplazamiento del núcleo de convención profunda del Oeste al Centro del Océano Pacífico tropical, en ocasiones "El Niño" o con su permanencia e intensificación, en el caso de "La Niña".

    ResponderEliminar
  16. Jhon Jairo Ortiz Ortiz31 de mayo de 2014, 18:42

    El fenómeno de El Niño debe entenderse como una interacción entre el océano y la atmósfera: la corriente de El Niño representa el componente oceánico y la Oscilación del Sur, el componente atmosférico. Por eso, en realidad su nombre más apropiado es El Niño-Oscilación del Sur Durante un evento de El Niño, los vientos alisios del Oeste se debilitan (e incluso pueden cambiar de dirección) y en consecuencia, también lo hace la surgencia de aguas frías típica de la costa occidental americana. Las aguas cálidas del Pacífico occidental se desplazan hacia el Este y acompañando estos cambios en la superficie del mar, la región de baja presión también se corre hacia el Este. El resultado es un desplazamiento en la localización de la zona de lluvias en el Pacífico tropical, desde Indonesia hacia las costas áridas del Perú y el Ecuador. Los cambios en la presión atmosférica están vinculados a la Oscilación del Sur, que es una fluctuación de la presión entre lugares ubicados en el este y oeste del océano Pacífico (por ejemplo, cuando la presión sube en el Este, baja en el Oeste y viceversa). Así queda demostrado cómo los cambios en el mar inducen cambios en la atmósfera, que a su vez implicarán nuevos ajustes en el mar. En un principio se creía que el calentamiento de las aguas (que pueden elevar su temperatura unos 2 °C en promedio) se restringía exclusivamente a las costas del Perú y el Ecuador, pero en realidad se extiende a todo el Pacífico tropical (un cuarto de la circunferencia terrestre). Toda esta masa de agua cálida humedece y eleva la temperatura del aire que está por encima de ella. Los eventos del fenómeno de El Niño tienen una duración promedio de 12-18 meses y se presentan con intervalos que fluctúan entre los 2 y 7 años. El término El Niño está asociado a la fase cálida del ENSO, mientras que su fase opuesta, o fase fría, fue denominada "La Niña" En los eventos de La Niña, las aguas del Pacífico tropical tienen temperaturas inferiores a lo normal y las anomalías climáticas asociadas son esencialmente opuestas a las observadas durante la fase cálida (por ejemplo, las regiones que experimentan grandes lluvias durante El Niño, padecen sequías durante La Niña).

    ResponderEliminar
  17. Elkin Fabian Bohorquez Castellanos31 de mayo de 2014, 19:03

    Tanto El Niño como La Niña, son los ejemplos más evidentes de las oscilaciones climáticas globales, siendo parte fundamental de un vasto y complejo sistema de fluctuaciones climáticas. La Niña se caracteriza por temperaturas frías y perdurables, si se le compara con El Niño ya que éste se caracteriza por temperaturas oceánicas inusualmente calientes sobre el Océano Pacífico Ecuatorial.
    Los episodios de La Niña, al igual que el fénomeno del Niño, también producen cambios a gran escala en los vientos atmosféricos sobre el Océano Pacífico Tropical, incluyendo un incremento en la intensidad de los vientos Alisios del Este (Este-Oeste) en la atmósfera baja sobre el océano Pacífico Oriental, y de los del oeste en la atmósfera superior. Estas condiciones reflejan cambios significativos en la circulación ecuatorial de Walker.
    Los episodios Cálido/El Niño y Frío/La Niña, forman parte de un ciclo conocido como El Niño Oscilación del Sur, ENOS. El ciclo tiene un período medio de duración de aproximadamente cuatro años, aunque en el registro histórico los períodos han variado entre 2 y 7 años.
    Durante un episodio de La Niña, es típico observar condiciones más secas respecto a lo normal sobre el océano Pacífico Ecuatorial Central, debido a un debilitamiento de la corriente en chorro durante los meses de diciembre a febrero, y por el fortalecimiento de los sistemas monzónicos en Australia/Sudeste de Asia, América del Sur/Centroamérica y África.
    En las primeras fases de los episodios de La Niña, la termoclina se localiza a poca profundidad respecto a lo normal, principalmente en los sectores del océano Pacífico Central y frente a las costas de América del Sur. Durante la fase madura la termoclina gradualmente se profundiza en la parte occidental del Océano Pacífico y en el sector Central en las últimas fases de los episodios.

    ResponderEliminar
  18. Brayan Corzo Ruiz31 de mayo de 2014, 20:51

    Es importante señalar que cuando finaliza un evento El Niño, no necesariamente se debe esperar que se desarrolle un episodio de La Niña inmediatamente. Sin embargo, esta transición sí tiene lugar en la mayoría de los casos. Por ejemplo, los eventos El Niño de 1957, 1965 y 1991 presentaron un rápido decrecimiento de las temperaturas de la superficie del océano, pero no se desarrollaron hasta convertirse en eventos fríos de La Niña.

    También, ha habido ocasiones en que unos episodios cálidos conllevaron episodios fríos en la estación siguiente, tal y como sucedió en 1969, 1972 y 1987; pero en cada uno de estos episodios, las condiciones frías completamente establecidas se desarrollaron hacia fines de julio. Las condiciones de un episodio La Niña moderado, se desarrollaron a continuación de El Niño 1982/83. En este caso, las condiciones de La Niña se desarrollaron entre septiembre y noviembre de 1983.

    Regularmente los eventos de El Niño ocurren más frecuentemente que los eventos de La Niña. Por ejemplo, durante el período 1950-1998 (49 años) y según los registros de la NOAA, han ocurrido un total de 12 eventos del fenómeno El Niño contra sólo nueve de La Niña.

    ResponderEliminar
  19. Lady Rocío Alvarado4 de junio de 2014, 19:05

    La Niña se caracteriza por temperaturas de la superficie del océano inusualmente frías en la parte central y oriental del Pacífico tropical, mientras que El Niño (término con el que los peruanos se refieren tradicionalmente al Niño Jesús ya que el fenómeno suele observarse en la época de Navidad) se caracteriza por temperaturas anormalmente cálidas en la superficie del océano. Ambos fenómenos están íntimamente ligados a los cambios de la presión atmosférica y de las pautas de circulación a gran escala asociadas, y se consideran las fases opuestas de la interacción océano-atmósfera en la región, que se denomina “El Niño/Oscilación ustral (ENOA)”.
    Alteran el régimen habitual de las precipitaciones y la circulación atmosférica de las latitudes tropicales, y tienen repercusiones generalizadas en el clima de muchas partes del mundo, con los
    riesgos climáticos que ello conlleva.

    Se sabe que, tanto El Niño como La Niña, son fenómenos que se producen una vez cada 2 a 7 años y suelen durar de 9 a 12 meses y, en algunas ocasiones, hasta 2 años. Sin embargo, no se manifiestan siempre de la misma manera.

    Aun cuando se considere que ambos fenómenos se encuentran entre los principales factores que
    determinan las anomalías climáticas estacionales en numerosas partes del mundo, resulta difícil atribuir explícitamente la causa de un fenómeno meteorológico extremo a El Niño o La Niña sin tener en cuenta la influencia de otros factores.

    tomado de: http://www.wmo.int/pages/mediacentre/factsheet/documents/laninaqa.final_es.pdf

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Angela Gioconda Jaimes Coronado26 de agosto de 2014, 13:34

    EL INFLUJO EJERCIDO POR LA INTERACCIÓN ATMÓSFERA-OCÉANO EN EL MUNDO FORMA PARTE DE LAS INVESTIGACIONES DE EXPERTOS DE TODAS LAS LATITUDES. UNA PEQUEÑA VARIACIÓN CLIMÁTICA EN UNA REGIÓN INFLUYE EN TODO EL PLANETA, EL CUAL PARECE PENDER AHORA SOBRE UNA CUERDA FLOJA POR LOS SUCESIVOS MOVIMIENTOS TELÚRICOS COMO EL OCURRIDO EN HAITI Y EN OTROS LUGARES DEL PLANETA; LAS CATÁSTROFES MUNDIALES SON CADA VEZ MÁS FRECUENTES, DESASTROSAS Y OCUPAN GRANDES ESPACIOS EN LA PRENSA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
    POR OTRA PARTE GENERALMENTE, LAS COSTAS DE PERÚ ESTÁN BAÑADAS POR LA CORRIENTE DE HUMBOLDT, UNA CINTA TRANSPORTADORA DE AGUA FRÍA QUE TIENE SU ORIGEN EN LA ANTÁRTIDA Y QUE BORDEA LA COSTA OESTE DE SUDAMÉRICA. SE TRATA DE UN FLUJO DE AGUA DE MÁS BAJA TEMPERATURA, QUE MEJORA LAS CAPTURAS DE PECES EN ESA ZONA. ENTRE DICIEMBRE Y MARZO, ESA CORRIENTE SE RETIRA Y HAY UNA CONSECUENTE SUBIDA DE TEMPERATURA DEL MAR, LO CUAL REDUCE CONSIDERABLEMENTE LA PESCA. A PARTIR DEL MES DE MARZO, EL SISTEMA RECOBRA SUS CONDICIONES NORMALES. ¿Y LA NIÑA? ASÍ COMO “EL NIÑO” SURGE AL ELEVARSE LA TEMPERATURA DE LA SUPERFICIE CENTRAL Y ORIENTAL DEL OCÉANO PACÍFICO ECUATORIAL, AL ENFRIARSE ESAS AGUAS POR DEBAJO DE LO NORMAL APARECE “LA NIÑA”, FASE FRÍA DEL ENOS, QUE EN ALGUNAS REGIONES PRODUCE LOS EFECTOS OPUESTOS.

    ResponderEliminar
  22. En el caso de el fenómeno de la niño nos afecta mas tanto que se trata de sequías, no tanto como el de el niña que hay lluvias pero sin embargo estamos casi un poco lejanos ya que mas que todo se presenta en Perú y Ecuador, con respecto a los Vientos Alisios soplan de manera prácticamente constante en verano y menos en invierno. Circulan entre los trópicos. Van desde las altas presiones subtropicales, hacia las bajas presiones ecuatoriales. El movimiento de rotación de la Tierra desvía los vientos alisios hacia el oeste, y por esto soplan del nordeste al suroeste en el hemisferio norte y del sudeste hacia el noroeste en el hemisferio sur. Las épocas en las que los alisios soplan con menor intensidad constituían un peligro para los primeros viajes a vela con destino hacia el continente americano formándose épocas de calma del viento que impedían avanzar a los veleros

    ResponderEliminar
  23. JHON EDWIN FERIA RODRIGUEZ29 de agosto de 2014, 17:00

    El Niño y La Niña son los nombres de dos fenómenos atmosféricos-oceánicos que se presentan cíclicamente en períodos variables de 2 a 7 años. Tienen mayor incidencia en el océano Pacífico y sus alrededores, a la latitud del ecuador. Sus efectos son de alcance regional y global, pues transforman el estado del clima de casi toda la Tierra.


    Tanto El Niño como La Niña, son los ejemplos más evidentes de las oscilaciones climáticas globales, siendo parte fundamental de un vasto y complejo sistema de fluctuaciones climáticas. La Niña se caracteriza por temperaturas frías y perdurables, si se le compara con El Niño ya que éste se caracteriza por temperaturas oceánicas inusualmente calientes sobre el Océano Pacífico Ecuatorial.
    Los episodios de La Niña, al igual que el fénomeno del NIÑO, también producen cambios a gran escala en los vientos atmosféricos sobre el Océano Pacífico Tropical, incluyendo un incremento en la intensidad de los vientos Alisios del Este (Este-Oeste) en la atmósfera baja sobre el océano Pacífico Oriental, y de los del oeste en la atmósfera superior. Estas condiciones reflejan cambios significativos en la circulación ecuatorial de Walker.
    Los episodios Cálido/El Niño y Frío/La Niña, forman parte de un ciclo conocido como El Niño Oscilación del Sur, ENOS. El ciclo tiene un período medio de duración de aproximadamente cuatro años, aunque en el registro histórico los períodos han variado entre 2 y 7 años.

    ResponderEliminar
  24. Es de suma importancia establecer la diferencia entre los términos Corriente y Evento El Niño. El primero de estos, Corriente El Niño, trata de un evento periódico y normal que sucede cada año durante los meses de diciembre a abril. Este tiene características de aguas cálidas que provienen del norte de la cuenca de Panamá y bajan por las costas de Sudamérica, marcando el inicio de la estación cálida y húmeda de la región costera del Ecuador.
    El segundo término, Evento La Niña o también conocido como evento ENOS (El Niño-Oscilación Sur) por su relación con la Oscilación del Sur, por el contrario se trata de un evento no periódico, por lo que este sucede hasta cierto punto de manera sorpresiva y sus consecuencias se dan a nivel global y no únicamente en las costas de Sudamérica como en el caso anterior.
    Por su parte al evento ENOS se le define científicamente como la respuesta dinámica del océano Pacífico al forzamiento prolongado de los vientos ecuatoriales, así como la presencia de aguas cálidas frente a las costas de Ecuador y Perú con anomalías (desviaciones de su valor normal) superiores a una desviación estándar por no menos de cuatro meses. Cada evento ENOS varía notablemente entre uno y otro, principalmente en lo que se refiere a su intensidad y duración, por lo que se los ha clasificado en cuatro categorías de acuerdo a su intensidad. Estas son: débil, moderado, fuerte y extremadamente fuerte.
    Mas información en: https://www.siac.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=374&conID=1240

    ResponderEliminar
  25. Helberth Maldonado Moreno15 de septiembre de 2014, 8:56

    Como ya se ha demostrado las causas eficientes de la emergencia climática en que vivimos son el aumento de la temperatura del agua de los océanos y su interacción con la circulación de los vientos a escala planetaria. El “calentamiento global” (de la atmósfera) es una causa muy marginal o se debe a otros factores como el sol, que esta pasando por un momento de gran inestabilidad. Esta teoría del “calentamiento atmosférico” tal como esta expuesta solo sirve para politizar un tema que se mueve según ejes muy distintos.
    No obstante es una exposición parcial que no incluye por ejemplo el movimiento de las aguas profundas de los océanos que están siendo calentadas por el vulcanismo subacuático y su afloramiento a la superficie vinculado al ciclo de vientos alisios. Y también la exposición es parcial al no explicar como este fenómeno -el “Niño” y la “Niña”- influye mas allá de los limites del océano Pacifico, por ejemplo en toda América, Europa y aun África y Asia en interacción aleatoria con otros vectores climáticos. Pero vale para demostrar -una vez mas- que el origen del desequilibrio climático mortal que padecemos no esta en el calentamiento de la atmósfera.

    ResponderEliminar
  26. Wilder F. Salazar Valderrama15 de septiembre de 2014, 13:51

    En condiciones normales las aguas del Pacífico en América del Sur, desde Chile hasta el sur de Ecuador, son frías y ricas en nutrientes y generan un ecosistema con abundante vida marina que explica la riqueza pesquera de países como Perú. El frío de las aguas se debe a la corriente de Humboldt o del Perú que proviene de las aguas de la Antártida. En su recorrido entre el norte de Chile y Perú genera, junto con la circulación de los vientos alisios, áreas costeras desérticas, consideradas entre las zonas más secas del mundo. A veces los vientos alisios se debilitan y atenúan la corriente fría de Humboldt, lo que hace que desde el otro lado del Pacífico, desde Indonesia y Australia, las aguas cálidas del océano lleguen a la costa suramericana entre Chile y el sur de Ecuador y desplacen las aguas frías de la corriente de Humboldt: llegó El Niño. El fenómeno es acompañado por incrementos del nivel del mar que pueden llegar a los 40 cm en las costas suramericanas. Se denomina El Niño la presencia de aguas anormalmente cálidas (más de 0.5°C por encima de lo normal) en la costa occidental de Sudamérica por un período mayor a tres meses consecutivos. Actualmente es considerado como un fenómeno ocasional, irregular, aperiódico y de grandes repercusiones socioeconómicas en el mundo. Se presenta con variada intensidad, siendo los episodios de 1982 -1983 y 1997-1998 los de más impacto en el siglo XX.
    En otras ocasiones ocurre el fenómeno opuesto. Los vientos alisios del sur se intensifican frente a las costas suramericanas y provocan un mayor afloramiento de aguas frías, las cuales cubren la superficie del Pacífico desde Suramérica hasta un poco más allá del centro del océano. Por sus características contrarias a El Niño, este fenómeno es conocido como La Niña. Se destacan los episodios de 1988-1989 y 1998-2000 por su intensidad, duración y efecto climático.
    Los impactos del fenómeno de El Niño en el territorio andino se traducen en el aumento de pérdidas por el incremento de lluvias, movimientos en masa e Inundaciones, principalmente en las zonas bajas de Ecuador, Perú y Bolivia (costa y Amazonia, respectivamente), y déficit de precipitaciones y sequías en Colombia y el altiplano de Perú y Bolivia. Los efectos se traducen, por lo tanto, en daños en sectores productivos como la agricultura y la pesca, en la infraestructura vial, en las viviendas y en miles de damnificados por pérdida de sus bienes y medios de vida, así como por afectaciones en la salud por el aumento de enfermedades por vectores que proliferan con cambios temporales en los regímenes climáticos.

    ResponderEliminar
  27. El Niño y la Niña son fenómenos climáticos que ocurren cada cierto tiempo. Se inician al producirse el calentamiento (El Niño) o enfriamiento (La Niña) de las aguas superficiales del Pacífico Ecuatorial frente a las costas de Perú y Ecuador.
    Su efecto provoca sequías, inundaciones, incendios forestales, etc... en diversas partes del mundo.
    El Niño es un fenómeno regular, que ocurre cada cierto número de años. Se produce un debilitamiento de los vientos alisios, que incluso pueden cambiar de sentido, provocando la llegada de aguas calientes hacia las costas intertropicales americanas desde Indonesia. El debilitamiento de los vientos del este en la zona del Pacífico Ecuatorial, permiten que la nubosidad del Sudeste Asiático se desplace hacia Sudamérica, provocando fuertes precipitaciones en Perú, Ecuador y Chile que dieron lugar a consecuencias catastróficas en infraestructuras y diversos sectores económicos como el agrícola, ganadero o minero.
    En el caso de la Niña, los vientos alisios se vuelven más intensos, favoreciendo la llegada de aguas superficiales más frías desde la región oriental del Pacífico hacia la parte occidental. Provoca un descenso de la pluviometría que afecta a la economía de diversos países.
    Aunque no existe ninguna teoría definida que explique el fenómeno, la mayoría de los expertos afirman que tanto la mayor incidencia solar sobre las capas superiores de la atmósfera, como la disminución de la capa de ozono pueden generar las alteraciones que lo provocan.

    ResponderEliminar
  28. SNEYDHER ALEXNDER RANGEL CAMACHO7 de noviembre de 2014, 17:02

    En los trópicos las variaciones experimentadas en el clima global por efecto del fenómeno de La Niña son radicalmente opuestas a las variaciones ocasionadas por El Niño.
    En latitudes más altas que las de Nicaragua, tanto El Niño como La Niña son parte de los diferentes factores que influyen en el clima. En estas latitudes los impactos de El Niño y La Niña se aprecian más claramente en la estación invernal (diciembre-febrero). En el continente americano durante los años La Niña, las temperaturas del aire de la estación invernal se tornan más calientes de lo normal en el Sudeste y más frías que lo normal en el Noreste.
    En América Central es bastante probable esperar condiciones relativamente más húmedas de lo normal, principalmente sobre las zonas costeras del mar Caribe. En América del Sur predominan las condiciones más secas y más frescas de lo normal sobre Ecuador y Perú, así como condiciones más húmedas en el Nordeste de Brasil.

    ResponderEliminar
  29. La Niña se caracteriza por temperaturas de la superficie del océano inusualmente frías en la parte central y oriental del Pacífico tropical, mientras que El Niño (término con el que los peruanos se refieren tradicionalmente al Niño Jesús ya que el fenómeno suele observarse en la época de Navidad) se caracteriza por temperaturas anormalmente cálidas en la superficie del océano. Ambos fenómenos están íntimamente ligados a los cambios de la presión atmosférica y de las pautas de circulación a gran escala asociadas, y se consideran las fases opuestas de la interacción océano-atmósfera en la región, que se denomina “El Niño/Oscilación Austral (ENOA)”. Alteran el régimen habitual de las precipitaciones y la circulación atmosférica de las latitudes tropicales, y tienen repercusiones generalizadas en el clima de muchas partes del mundo, con los riesgos climáticos que ello conlleva.
    Se sabe que, tanto El Niño como La Niña, son fenómenos que se producen una vez cada 2 a 7 años y suelen durar de 9 a 12 meses y, en algunas ocasiones, hasta 2 años. Sin embargo, no se manifiestan siempre de la misma manera.
    Aun cuando se considere que ambos fenómenos se encuentran entre los principales factores que determinan las anomalías climáticas estacionales en numerosas partes del mundo, resulta difícil atribuir explícitamente la causa de un fenómeno meteorológico extremo a El Niño o La Niña sin tener en cuenta la influencia de otros factores.
    Durante un episodio de El Niño, la temperatura de la superficie del mar en la parte central y oriental del Pacífico tropical suele ser muy superior a la normal, mientras que en esas mismas regiones, durante un episodio de La Niña, la temperatura es inferior a la normal. No es infrecuente pasar de un episodio al otro pues ambos forman parte del mismo fenómeno, denominado El Niño/Oscilación Austral (ENOA), que alterna entre unas temperaturas inusualmente cálidas y frías en la parte oriental y central del Pacífico tropical. No obstante, las fases caliente y fría no tienen por qué sucederse inmediatamente y suelen estar separadas por períodos prolongados (de unos meses a un par de años) de condiciones neutras, es decir, temporadas en las que no se producen episodios de El Niño ni de La Niña. Asimismo, ha habido casos en los que a un episodio de El Niño le ha seguido otro episodio de El Niño o en que a un episodio de La Niña le ha seguido otro episodio de La Niña, y entre ambos media un período de condiciones neutras de varios meses.

    ResponderEliminar
  30. Los fenómenos del niño y la niña se ven afectados drasticament por los vientos alisios. Estos vientos circulan en dirección predominante Nor-Este, como consecuencia del anticiclón atlántico, cargados de humedad. Casi constante en el verano y más irregulares en invierno, en que se ven afectados por otros factores meteorológicos. Influyen en la temperatura y humedad, por lo general entre 0 y 1500 metros. A mayor altura actúan vientos predominantes más secos, del Nor-Oeste

    ResponderEliminar
  31. CARLOS MAURICIO SUAREZ MILLAN27 de noviembre de 2014, 12:43

    vemos que el fenómeno del niño y la niña ahora en la actualidad son catastróficos, y esto ha sido causa de nuestras actividades expansionistas, contaminantes; correspondientemente el fenomeno del niño es el calentamiento de la tierra a niveles por encima de los normal generando sequias, perdida de las capas vegetales, cultivos y reduccion de la seguridad sanitaria, ademas de perdida de vida de animales y en algunos casos de humanos, en el caso de la niña es el enfriamiento y generacion de lluvias torrenciales consigo en la cual genera inundaciones, desbordamientos de rios, paralisis de las actividades agricolas, entre otros.
    todo esto se debe a la dinamica que lleva el aire y la presiones en ciertos espacios de la tierra, por esto ya se estan llevando a cabo medidas que hagan que las actividades humanas se lleven o aprovechen antes de estas temporadas agrestes o la manera de convivir sin perder la produccion y en lo posible vidas humanas

    ResponderEliminar
  32. Juan Sebastian Herrera Wilches17 de marzo de 2015, 7:12

    El fenómeno de “El Niño” consiste en un calentamiento anómalo de las aguas del Océano Pacífico en latitudes ecuatoriales, debido a una variación irregular de los vientos a lo largo de la zona ecuatorial. Este fenómeno se repite cíclica-mente cada 3 ó 7 años y produce un calentamiento entre 0 y 3 ºC. Con menor frecuencia puede ocurrir lo contrario, que descienda la temperatura, dando paso a La Niña”. En condiciones normales, la presión atmosférica es alta cerca de las costas sudamericanas y baja en el extremo occidental del Pacífico. Por tanto, los vientos alisios soplan de este a oeste, empujando las aguas superficiales calentadas por el sol hacia la parte occidental (Australia e Indonesia). Esto causa el afloramiento de agua fría en las costas sudamericanas, de modo que la termoclina se aproxima a la superficie. Además, en esta región, la corriente de Humboldt o del Perú transporta agua oceánica fría desde la gélida Tierra de Fuego hasta el ecuador. En la situación de “El Niño”, un cambio en la presión atmosférica hace que los vientos alisios se debiliten o inviertan su dirección, soplando de oeste a este. Esto provoca un cambio en las corrientes oceánicas, pues al no desplazarse las aguas superficiales calientes hacia el oeste, dejan de aflorar las aguas frías profundas y la termoclina desciende a mayor profundidad en el Pacífico oriental. Además la corriente de Humbolt ya no circula hacia el norte porque no ha de ocupar el “hueco” que antes dejaban las corrientes superficiales en dirección oeste. “EL Niño” suele ser más devastador; en el continente sudamericano, la elevación de la temperatura de las aguas altera todo el ecosistema marino, ya que el plancton muere o no llegan nutrientes desde las profundidades y decrece la población de peces (ruina de la industria pesquera). Al mismo tiempo, las presiones atmosféricas bajas producen prolongadas e intensas lluvias en el continente, lo que provoca inundaciones devastadoras. Sin embargo, al otro extremo del Pacífico, la sequía y los incendios arrasan Oceanía. Tras un intenso período de “El Niño” o de “La Niña” nuestro clima se ve afectado tres meses y un año después. Cuando gobierna “La Niña” el anti-ciclón se instala sobre los países del norte de Europa desplazando el chorro 1500 km. al sur; entonces se producen frecuentes precipitaciones.

    ResponderEliminar
  33. Lorena Rodriguez Dulcey18 de marzo de 2015, 12:19

    Estos dos fenómenos son causados por los evidentes cambios climáticos globales que se han presentado durante los últimos tiempos. El fenómeno del niño indica un periodo cálido y la niña el frio; ambos se asocian en la mayoría de los casos, a destrucción y desolación.
    Las diferencias que se pueden nombrar para estos dos fenómenos son:
    La corriente del niño trata de un evento periódico y normal que sucede cada año durante los meses de Diciembre a Abril. La propiedad más notoria son las aguas cálidas que provienen del Norte de la cuenca de Panamá y bajan por la costa de Sudamérica, marcando el inicio de la estación cálida y húmeda de la región costera del Ecuador.
    El evento de la niña también conocido como el evento enos por su relación con la Oscilación del sur, por el contrario se trata de un evento no periódico, e decir que es un fenómeno que ocurre de improvisto, los daños que pueden darse en este caso son de gran impacto mundial, lo cual no sucede en la corriente del niño que solo se ve afectado las costas.

    ResponderEliminar
  34. El fenómeno de “El niño” es bastante popular pero, a la vez, muy desconocido. Sus efectos y causas se producen a nivel global, casi planetario y por ello es interesante conocer cómo funciona,

    Empezando por el principio…. en la zona del ecuador soplan unos vientos fuertes y constantes llamados alisios de dirección NW. Estos vientos son muy importantes porque desplazan las masas de agua oceánica. En concreto en el Pacífico y la zona de Perú, existe el llamado afloramiento de Perú.

    ¿Qué es un afloramiento? Pues de manera sencilla y básica es un ascenso de agua profunda, rica en nutrientes, porque los vientos alisios desplazan las aguas superficiales cálidas; de modo que en condiciones normales, las aguas superficiales de la costa de Perú presentan unas temperaturas bajísimas de alrededor de 4º. Estas aguas ricas en nutrientes, favorecen que haya muchísima pesca, sobre la que se sustenta la economía de varios países.

    El Niño, es un fenómeno cíclico, que se produce cada 3 ó 7 años, curiosamente coincidentes los episodios más pronunciados con la gota fría del Mediterráneo, lo cual, puede indicar algún tipo de relación. Básicamente es una corriente cálida que se produce frente a las costas del Perú, que como hemos visto antes, en condiciones normales son frías, y suele aparecer en Navidad. (De ahí que la llamen El Niño, y fue bautizada por los pescadores peruanos.)

    A partir de los años 40, se relaciona esta corriente cálida del Perú (léase El Niño), con el ENSO o ENOS (para los ingleses la primera y para los españoles la segunda: El Niño Oscilación Sur). El ENOS describe una curiosa variación que aún no se sabe por qué se produce entre las presiones atmosféricas de dos puntos del Pacífico.

    Walker, descubrió que entre Darwin (NW de Australia) y Tahití (E del Pacífico) existe un gradiente de presiones según el cual la presión siempre es mayor en Tahití (de ahí que en Tahití haga mejor tiempo, y en Indonesia y toda aquella zona monzones y lluvias tropicales en condiciones normales). Los vientos alisos se producen debido a esta circulación atmosférica. A esta circulación atmosférica se le llamó célula de Walker. Valga una imagen que lo ilustre:
    Ver imagenes y graficas en:
    http://cienciaybiologia.com/fenomeno-de-el-nino-y-la-nina/

    ResponderEliminar
  35. Ingrit Lorena Bautista Anaya10 de abril de 2015, 7:59

    Diferencia entre la corriente de El Niño y el Evento de La niña
    Es de suma importancia establecer la diferencia entre los términos Corriente y Evento El Niño. El primero de estos, Corriente El Niño, trata de un evento periódico y normal que sucede cada año durante los meses de diciembre a abril. Este tiene características de aguas cálidas que provienen del norte de la cuenca de Panamá y bajan por las costas de Sudamérica, marcando el inicio de la estación cálida y húmeda de la región costera del Ecuador.
    El segundo término, Evento La Niña o también conocido como evento ENOS (El Niño-Oscilación Sur) por su relación con la Oscilación del Sur, por el contrario se trata de un evento no periódico, por lo que este sucede hasta cierto punto de manera sorpresiva y sus consecuencias se dan a nivel global y no únicamente en las costas de Sudamérica como en el caso anterior.

    ResponderEliminar
  36. Adriana Milena Herrera Tutira10 de abril de 2015, 15:30

    Los fenómenos del niño y de la niña afectan severamente la vida social, económica y política de los países, alterando su ciclo productivo y el crecimiento económico-social. En las áreas normalmente húmedas se originan prolongadas sequías, en las zonas áridas se producen torrenciales lluvias y olas de frío o de calor en distintos lugares del mundo. Por lo general, esto representa graves pérdidas en las actividades económicas, sobre todo en las actividades primarias, por lo que afectan mucho más a los países en desarrollo donde éstas constituyen la base de su economía como:
    -Las sequías, aumentan la mortandad del ganado y los incendios forestales que contaminan el ambiente y provocan pérdida de la biodiversidad.
    -Las lluvias torrenciales provocan graves inundaciones y aluviones de barro y rocas.
    -El aumento de la temperatura de las aguas aleja de algunos bancos pesqueros especies ictícolas muy importantes por su valor comercial por lo que se perjudica la actividad pesquera.

    ResponderEliminar
  37. jhon Alex Cardenas Calderon16 de abril de 2015, 17:35

    Como es claro estos fenómenos son los encargados de mantener sequias o lluvias en este como en oeste del país, estos dos fenómenos como se explicó en el video no se saben su procedencia ni tampoco cuando exactamente de van a dar y en que agresividad se van a poder presentar.
    Ventajas y desventajas fenómeno del niño
    Ventajas Desventajas
    • La lluvia en abundancia trae mucha vida y vegetación para los campos, que serán pasteados por los animales ganaderos.
    • La disminución de algunas plagas como la BROCCA del cafeto.
    • Mayor cantidad de agua que hay en los reservorios.
    • El agua de las lluvias lava las tierras salitrosas de la costa.
    • Que los cultivos del arroz y la caña de azúcar se adaptan al clima del Fenómeno del Niño.
    • Que en el mar hay aumento de peces de agua caliente, abundan los langostinos, conchas, tiburones, etc.
    • El Fenómeno del Niño hace sentir el valor de ayuda hacia el prójimo, ya que, nos unimos para combatir tal desgracia. • Los caminos y carreteras se interrumpieron, se caen los puentes.
    • Las crecidas de los ríos arrastran con viviendas, y todo lo que se encuentra a su paso.
    • Aparecen enfermedades de la piel, enfermedades respiratorias y diarreicas.
    • Los cultivos se pierden, tales como el algodón, frijol, limón, mango, papaya, etc.
    • Los cultivos y ganados son atacados por plagas y enfermedades.
    • Baja la producción y calidad de los cultivos.
    • Los caminos de herradura y las carreteras se destruyen por mucha lluvia.
    • Se destruyen los servicios de agua potable, la gente recoge agua de lluvia para beber.

    ResponderEliminar
  38. Mónica Patricia Peña Jaimes19 de abril de 2015, 14:14

    La niña es un fenomeno cuando la temperatura de la superficie del mar ES MAS FRIA QUE LO NORMAL. El fenomeno de la niña puede persistir hasta por dos años y ocurre cada dos o tres años impactando las condiciones climaticas a nivel mundial.
    La temperatura normal de la superficie del mar es entre 60-70 Grados F

    El niño es cuando las temperaturas del mar SON MAS CALIENTES que lo normal, y esta temperatura caliente se expande hasta cubrir los paises tropicales.

    Durante el niño, muchos paises sufren SEQUIAS.

    Durante La Niña, muchos paises sufren inundaciones, muchas aguas FUERA DE LO NORMAL.

    Porqué el niño y la niño ocurren?

    Resultan por la interacion entre la superficie del oceano y la atmosfera en el pacifico Tropical. Cambios en el Oceano impactan las normas de climas alrededor del mudo

    ResponderEliminar
  39. Tanto El Niño como La Niña, son los ejemplos más evidentes de las oscilaciones climáticas globales, siendo parte fundamental de un vasto y complejo sistema de fluctuaciones climáticas. La Niña se caracteriza por temperaturas frías y perdurables, si se le compara con El Niño ya que éste se caracteriza por temperaturas oceánicas inusualmente calientes sobre el Océano Pacífico Ecuatorial.

    Los episodios de La Niña, al igual que el fénomeno del NIÑO, también producen cambios a gran escala en los vientos atmosféricos sobre el Océano Pacífico Tropical, incluyendo un incremento en la intensidad de los vientos Alisios del Este (Este-Oeste) en la atmósfera baja sobre el océano Pacífico Oriental, y de los del oeste en la atmósfera superior. Estas condiciones reflejan cambios significativos en la circulación ecuatorial de Walker.

    Los episodios Cálido/El Niño y Frío/La Niña, forman parte de un ciclo conocido como El NiñoOscilación del Sur, ENOS. El ciclo tiene un período medio de duración de aproximadamente cuatro años, aunque en el registro histórico los períodos han variado entre 2 y 7 años.
    Durante un episodio de La Niña, es típico observar condiciones más secas respecto a lo normal sobre el océano Pacífico Ecuatorial Central, debido a un debilitamiento de la corriente en chorro durante los meses de diciembre a febrero, y por el fortalecimiento de los sistemas monzónicos en Australia/Sudeste de Asia, América del Sur/Centroamérica y África.

    En las primeras fases de los episodios de La Niña, la termoclina (isoterma de 20 °C que separa las capas superficiales del océano de las más profundas) se localiza a poca profundidad respecto a lo normal, principalmente en los sectores del océano Pacífico Central y frente a las costas de América del Sur. Durante la fase madura la termoclina gradualmente se profundiza en la parte occidental del Océano Pacífico y en el sector Central en las últimas fases de los episodios.

    Tomado de: http://elclima-enelmundo.blogspot.com/p/el-nino-y-la-nina.html

    ResponderEliminar
  40. Cristian Camilo Alvarez Camacho23 de abril de 2015, 21:50

    Hoy en día los sistemas climáticos del Océano y Atmósfera no pueden ser entendidos como dos entes aislados sino más bien como dos partes que interactúan entre sí y que pertenecen a un sistema más general llamado Tierra-Atmósfera-Océano.

    En general la atmósfera responde a los cambios en el océano rápidamente, mientras que el océano, debido a sus propiedades físicas, posee una mayor inercia y toma más tiempo llegar a un nuevo estado de equilibrio. Esto crea desequilibrios entre ellos, ya que el estado del océano no estaría determinado solamente por el estado actual atmosférico, sino que integra los estados atmosféricos precedentes a los cuales todavía se está ajustando. Este desequilibrio es la fuente fundamental de variabilidad en los dos Sistemas.

    El Niño y la Niña son condiciones anómalas en la temperatura del océano en el Pacífico Tropical Este. Se debe decir que la ocurrencia de El Niño o La Niña no es periódica, en otras palabras, no ocurre un evento de este tipo cada cierto número de años. Por otro lado, a un evento El Niño no lo sigue necesariamente uno de La Niña o viceversa. Aún más, se ha encontrado que la actividad de estos eventos varía en escalas mucho mayores de tiempo, aproximadamente en forma interdecadal, siendo la actividad de los ochentas y noventas más intensa que la vista unas décadas antes. El nombre de “El Niño” proviene de los pescadores de las costas peruanas y ecuatorianas pues cada año cerca de la Navidad aparece frente a las costas de Perú una corriente cálida que ellos llamaron El Niño en referencia al Niño Jesús. El nombre de La Niña es más reciente y se usa únicamente a modo de antónimo para describir las condiciones opuestas a las de El Niño, algunos otros nombres menos usados son El viejo o el Anti-Niño.

    Este fenómeno tiene su génesis en la zona del Pacífico Ecuatorial, la cual se caracteriza normalmente por la persistencia de un flujo de vientos del Este llamados Alisisos, los cuales son capaces de provocar un forzamiento sobre el océano y establecen un desequilibrio energético en el sentido Este-Oeste, ya que acumulan el agua tropical más caliente en el lado oeste del océano Pacífico, cerca de Indonesia.

    A pesar de que hoy en día resulta evidente la estrecha relación entre el evento oceánico (El Niño) y el atmosférico (La Oscilación del Sur), no fue sino hasta finales de los años sesentas cuando el meteorólogo Jacob Bjerknes estableció que la Oscilación del Sur y la corriente El Niño son parte de un mismo fenómeno climático que involucra interacciones entre la atmósfera y el océano Pacífico Tropical. De esta forma se ha combinado el nombre en ENOS: El Niño-Oscilación del Sur. Posteriormente, se encontró que las señales de la ocurrencia del ENOS no se limitan a las regiones tropicales del océano Pacífico, sino que afectan lugares distantes.

    Estos fenómenos climáticos pueden provocar severos costos en el orden ambiental, económico y social. En los estudios de los diferentes componentes del Sistema Climático, el análisis de las variaciones a escalas interanuales y multidecadales, constituyen aspectos importancia significativa. Muchos trabajos sugieren la idea que el Sistema Climático varía dentro de un conjunto de estados climáticos estables. Las fluctuaciones a escalas interanuales se encuentran muy vinculada a los procesos de interacción Océano-Atmósfera en los que el ENOS juega un papel crucial.

    ResponderEliminar
  41. El fenómeno de “El niño” es bastante popular pero, a la vez, muy desconocido. Sus efectos y causas se producen a nivel global, casi planetario y por ello es interesante conocer cómo funciona,
    Empezando por el principio…. en la zona del ecuador soplan unos vientos fuertes y constantes llamados alisios de dirección NW. Estos vientos son muy importantes porque desplazan las masas de agua oceánica. En concreto en el Pacífico y la zona de Perú, existe el llamado afloramiento de Perú.
    ¿Qué es un afloramiento? Pues de manera sencilla y básica es un ascenso de agua profunda, rica en nutrientes, porque los vientos alisios desplazan las aguas superficiales cálidas; de modo que en condiciones normales, las aguas superficiales de la costa de Perú presentan unas temperaturas bajísimas de alrededor de 4º. Estas aguas ricas en nutrientes, favorecen que haya muchísima pesca, sobre la que se sustenta la economía de varios países.
    El Niño, es un fenómeno cíclico, que se produce cada 3 ó 7 años, curiosamente coincidentes los episodios más pronunciados con la gota fría del Mediterráneo, lo cual, puede indicar algún tipo de relación. Básicamente es una corriente cálida que se produce frente a las costas del Perú, que como hemos visto antes, en condiciones normales son frías, y suele aparecer en Navidad. (De ahí que la llamen El Niño, y fue bautizada por los pescadores peruanos.)
    Esto provoca varias cosas:
    Los vientos alisios americanos cesan debido al cambio de circulación oceánica.
    En consecuencia el afloramiento de Perú cesa, y aparece la corriente cálida de agua (El Niño).
    La baja Presión que ahora aparece en Tahití, hace que el nivel del mar sea más alto en esta zona, y más bajo en la zona de Indonesia y Darwin.
    Una vez aparece esta corriente cálida cuando se reestablece la circulación de la célula de Walker, aparece la corriente de La Niña. Esta corriente es de agua fría, justo al contrario que la del Niño que era cálida, debido a que empieza de nuevo el desplazamiento de agua superficial cálida. La Niña, no supone condiciones normales, es el paso previo para llegar a ellas.
    Cuando aparece la Niña, los efectos son los contrarios, inundaciones en el Oeste del Pacífico y sequía y frío en el Este.

    ResponderEliminar
  42. Jefferson Adrés Vera Orozco29 de abril de 2015, 17:08

    Entonces, ¿Qué sucede cuando se presenta El Niño?

    Cuando El Niño se presenta se produce una alteración en la presión atmosférica sobre el océano Pacífico, que disminuye cerca de Tahití y aumenta al norte de Australia. Los vientos alisios se debilitan o incluso desaparecen provocando, tanto en la atmósfera como en los océanos, grandes anomalías. Los vientos alisios no tienen fuerza para arrastrar las aguas cálidas superficiales hacia las costas asiáticas, entonces regresan a las costas americanas formando la contracorriente El Niño. Ello origina efectos atmosféricos y oceánicos contrarios a los tiempos normales. Es decir, en las costas asiáticas aparecen las sequías, los incendios en los bosques, etcétera. A su vez, en las costas americanas se desatan grandes temporales tropicales, que acarrean aluviones e inundaciones.

    Finalmente, ¿Qué pasa cuando aparece La Niña?

    La niña por su parte, origina un mecanismo inverso al que produjo El Niño: la presión atmosférica sube en Tahití y baja en Australia, restableciendo la dirección de la circulación normal pero con más fuerza. Los vientos alisios soplan con más intensidad que la normal y arrastran hacia el Pacífico occidental mayor volumen de agua, provocando que aflore más cantidad de agua fría en el Pacífico oriental. Esto produce precipitaciones superiores a las normales en Asia, Australia e inclusive en África del Sur. Mientras tanto, desciende la temperatura sobre las costas americanas y aumenta la aridez y la frecuencia de los huracanes en la planicie central de Estados Unidos.

    Por lo general, esto representa graves pérdidas en las actividades económicas, sobre todo en las actividades primarias, por lo que afectan mucho más a los países en desarrollo donde éstas constituyen la base de su economía. Por ejemplo:

    • las sequías, aumentan la mortandad del ganado y los incendios forestales que contaminan el ambiente y provocan pérdida de la biodiversidad;

    • las lluvias torrenciales provocan graves inundaciones y aluviones de barro y rocas;

    • el aumento de la temperatura de las aguas aleja de algunos bancos pesqueros especies ictícolas muy importantes por su valor comercial por lo que se perjudica la actividad pesquera;

    • otra actividad afectada es el turismo, fuente de ingreso para estos países.

    ResponderEliminar
  43. Silvia Lorena Paez Camacho11 de mayo de 2015, 12:37

    Los Efectos naturales y socioeconómicos del Fenómeno El Niño en Colombia se pueden generalizar en:

    - Aumento de la temperatura de la superficie del mar. Debido a este efecto,los corales expulsan sus algas endosimbiontes, fenómeno conocido como blanqueamiento del coral; si la variación térmica es muy intensa o tiene larga duración, los corales mueren. Se puede decir que el efecto negativo más importante de El Niño sobre los ecosistemas marinos se presenta en las formaciones de coral en los Parques Nacionales Naturales de Isla Gorgona y Ensenada de Utría, y en los menos estudiados del Golfo de Cupica, Bahía Limones y Punta Ardita.
    - Incremento del nivel medio del mar que puede alcanzar hasta los cuarenta (40) centímetros.
    - Cambios en el ambiente marino y costero. Los eventos de El Niño, aunque moderados en intensidad, pero encadenados en el tiempo, influyen significativamente, en la producción del bocachico en la cuenca del Magdalena, debido a que las poblaciones no alcanzan a asimilar los choques sucesivos del efecto climático. En el océano Pacífico, se observa una reducción importante de los volúmenes extraídos, especialmente no inferior al 50%, que afecta, principalmente, la captura de ronco, margarita y corvina, los pargos, los atunes y la carduma Las condiciones no permiten que las poblaciones de peces alcancen su madurez, ni las tallas mínimas de captura, y se reduce paulatinamente la producción pesquera con los consecuentes impactos sobre las comunidades de pescadores y de comerciantes que viven de esta actividad.
    - Cambio en la salinidad, que puede originar emigración e inmigración anormal de especies
    - Alteración de los patrones de precipitación
    - Disminución o exceso de la disponibilidad hídrica que afecta los ecosistemas marinos y costeros del Pacifico Colombiano.
    - Incide sobre la productividad de los cultivos los factores climáticos, en particular los niveles de precipitación y de humedad, , de acuerdo con las diferentes necesidades de cada uno de ellos y sus respectivas resistencias al estrés hídrico (por defecto o por exceso). De mantenerse normales el resto de factores (tecnológicos y económicos) que inciden sobre los rendimientos y las tendencias históricas del comportamiento, el déficit hídrico prolongado atribuible al fenómeno "El Niño" puede afectar negativamente los rendimientos de las cosechas en 4% en promedio

    Además, se ha evidenciado un aumento del riesgo de incendios en la región caribe, valles interandinos y gran parte de los Llanos Orientales. Los incendios más frecuentes se han presentado en áreas del Parque Nacional Natural El Tuparro.
    -Los posibles riesgos a la salud por aumentos de las enfermedades tropicales.
    - Disminución de los volúmenes de los embalses que pueden afectar la generación de energía.
    - Inundaciones por el aumento del nivel del mar como las registradas en el fenómeno del Niño de los años 1997-1998 en Tumaco y Buenaventura.

    ResponderEliminar
  44. LAURA LORENA ABRIL12 de mayo de 2015, 16:59

    Consecuencias de La Niña al clima global
    *En los trópicos, las variaciones son radicalmente opuestas a las ocasionadas por El Niño.
    *En el continente americano, las temperaturas del aire de la estación invernal, se tornan más calientes de lo normal en el Sudeste y más frías que lo normal en el Noreste.
    *En América del Sur, predominan condiciones más secas y más frescas que lo normal sobre El Ecuador y Perú; así como condiciones más húmedas que lo normal en el Noreste de Brasil.
    *En América Central, se presentan condiciones relativamente más húmedas que lo normal, principalmente sobre las zonas costeras del mar Caribe.
    *En México, provoca lluvias excesivas en el centro y sur del país, sequías y lluvias en el norte de México, e inviernos con marcada ausencia de lluvias.
    Tanto este Fenómeno de La Niña como El Niño, son variaciones normales en las temperaturas de la superficie del mar, que han existido desde hace millares de años y que continuarán existiendo, sin que el hombre puede interferir.
    Vulnerabilidad de los principales ecosistemas silvoagropecuarios de la Región
    Bosques naturales
    El bosque tropical lluvioso tiene una función reguladora del clima en la Región Amazónica, su reducción altera el ciclo hidrológico provocando una disminución de las precipitaciones como consecuencia de la disminución de la evapotranspiración y la disminución del tiempo de retención del agua en la cuenca (Molion, 1975; Salati y Nobre, 1991). El promedio anual de deforestación en América Latina y el Caribe en 1990 era de 7.6 millones de hectáreas anuales (FAO, 1993) De los 100 millones de hectáreas del bosque Atlántico de Brasil, quedan superficies reducidas. En regiones tropicales donde se esperan aumentos de la precipitación por el efecto invernadero, las zonas denudadas habrán perdido casi por completo la protección frente a un clima más agresivo, haciéndolas más vulnerables a las inundaciones. En los bordes subtropicales de los desiertos, donde se esperan disminuciones de la pluviometría, las pérdidas de cubierta vegetal pueden representar una desertificación irreversible marginalizando y desplazando a la población hacia las ciudades.
    Ecosistemas de montaña
    Los ecosistemas de montaña juegan un importante papel en América Latina. En varias regiones estos constituyen el escenario ancestral de asentamiento humano, como es el caso del altiplano de Perú, Bolivia y Chile. Estos ejercen una función reguladora hidrológica en casi toda América del Sur a la vez que el gradiente altitudinal creado por la cordillera de los Andes es fuente de una rica biodiversidad. Las reservas de nieve y hielo están en la actualidad amenazadas por el calentamiento global, que podría reducir la extensión de estas (IPCC, 1996) cambiando ligeramente el régimen de escurrimiento de los ríos, haciendo más vulnerables frente a las sequías a importantes zonas irrigadas de Perú, Bolivia, México, Chile y Argentina.
    Tomado de: http://www.fao.org/docrep/meeting/x4583s.htm

    ResponderEliminar
  45. Linda Stefany Guiterrez18 de mayo de 2015, 18:01

    Se le llama asi por que presenta condiciones contrarias al fenómeno del Niño, pero también es conocido como "El Viejo" o "El Anti-niño" .Suele ir acompañado del descenso de las temperaturas y provoca fuertes sequías en las zonas costeras del Pacífico.

    "La Niña" comenzó en 1903, y siguió en 1906, 1909, 1916, 1924, 1928, 1938, 1950, 1954, 1964, 1970, 1973, 1975, 1988, y en 1995.Siendo el más intenso el de 1988/1989.

    Desarrollo del fenómeno de la Niña

    Este fenómenode se desarrolla cuando la fase positiva de la Oscilación del Sur, alcanza niveles significativos y se prolonga por varios meses como por ejemplo en 1973, 1988, 1998, y se caracteriza entre otras por las siguientes condiciones, las cuales son opuestas a las de los episodios El Niño:

    Disminuye la presión del nivel del mar en la región de Oceanía, y un aumento de la misma en el Pacífico tropical y subtropical junto a las costas de América del Sur y América Central; lo que provoca el aumento de la diferencia de presión que existe entre ambos extremos del Pacífico ecuatorial.
    Los vientos alisos se intensifican, provocando que las aguas profundas relativamente más frías a lo largo del Pacífico ecuatorial, queden en la superficie.
    Los vientos alisios anormalmente intensos, ejercen un mayor efecto de arrastre sobre la superficie del océano, aumentando la diferencia de nivel del mar entre ambos extremos del Pacífico ecuatorial. Con ello el nivel del mar disminuye en las costas de Colombia, Ecuador, Perú y norte de Chile y aumenta en Oceanía.
    Como resultado de la aparición de aguas relativamente frías a lo largo del Ecuador, la temperatura superficial del mar disminuye por debajo del valor medio climatológico. Esto constituye la evidencia más directa de la presencia del fenómeno La Niña. Sin embargo las máximas anomalías térmicas negativas son menores a las que se registran durante El Niño.
    Durante los eventos de La Niña las aguas calientes en el Pacífico ecuatorial, se concentran en la región junto a Oceanía y es sobre esta región, donde se desarrolla la nubosidad y la precipitación más intensa.
    Fases por las que pasa el fenómeno de La Niña

    Este fenómeno que aparece por primera vez en la literatura científica a finales de 1989, se divide en cuatro fases:

    1. El Preludio al fenómeno La Niña.- es la terminación del fenómeno El Niño (Oscilación del Sur)

    2. El Inicio del fenómeno La Niña que se caracteriza por:
    a) Un fortalecimiento de los vientos alisios que se encuentran en la zona de convergencia intertropical, asi como un desplazamiento más temprano de esta hacia el norte de sus posición habitual.
    b)Aumento de la convención en el océano pacifico, al oeste del meridiano de 180°, donde la temperatura del agua superficial del océano sube temperatura habitual (28 y 29°C).

    3. El Desarrollo del Fenómeno se identifica por:
    a)Un debilitamiento de la corriente contra ecuatorial, ocasionando que las aguas cálidas proveniente de las costas asiáticas, afecten poco las aguas del pacifico de América.
    b)Una ampliación de los afloramientos marinos, que se producen como consecuencias de la intensificación de los vientos alisios.
    c)El fortalecimiento de la corriente ecuatorial del sur, especialmente cerca del ecuador, arrastrando aguas frías que disminuyen las temperaturas del pacifico tropical oriental y central.
    d)Una mayor cercanía de la termoclina( región donde hay un rápido descenso en la temperatura)a las superficie del mar en el pacifico tropical, lo que favorece la permanencia de especies marinas que encuentran sus alimentos durante periodo largos.

    4. La Maduración.- es el final del evento La Niña, y ocurre después de que la intensidad de los vientos alisios ha regresado a su estado normal.

    ResponderEliminar
  46. LEIDY JOHANNA TORRES.22 de mayo de 2015, 8:55

    Este patrón meteorológico, que ocurre en el Océano Pacífico, así como el fenómeno de El Niño, se deben a un cambio en la fuerza y la circulación de los vientos y a la temperatura de las corrientes oceánicas, que a su vez pueden generar períodos de lluvia intensa o sequías. Las causas de ambos eventos no se conocen, sin embargo hay evidencias que sugieren que están ocurriendo con mayor frecuencia.
    El fenómeno de “El niño” es bastante popular pero, a la vez, muy desconocido. Sus efectos y causas se producen a nivel global, casi planetario y por ello es interesante conocer cómo funciona; Empezando por el principio, en la zona del ecuador soplan unos vientos fuertes y constantes llamados alisios de dirección NW. Estos vientos son muy importantes porque desplazan las masas de agua oceánica. En concreto en el Pacífico y la zona de Perú, existe el llamado afloramiento de Perú.
    El Niño, es un fenómeno cíclico, que se produce cada 3 ó 7 años, curiosamente coincidentes los episodios más pronunciados con la gota fría del Mediterráneo, lo cual, puede indicar algún tipo de relación. Básicamente es una corriente cálida que se produce frente a las costas del Perú, que en condiciones normales son frías, y suele aparecer en Navidad. (De ahí que la llamen El Niño, y fue bautizada por los pescadores peruanos). Los registros de pérdidas por estos fenómenos no son fáciles de identificar, porque tanto El Niño como La Niña, generan amenazas que no son aisladas ni de carácter estático. Estos eventos pueden generar fenómenos físicos de similar magnitud; sin embargo, sus impactos serán distintos y esa diferencia sólo puede entenderse teniendo en cuenta el contexto económico, social, histórico, ambiental y político. Además, los efectos de dos fenómenos distintos no se expresan de manera similar en todos los territorios, aun cuando en algunos, como en el norte del Perú, tiendan a ser similares (abundantes lluvias y sus efectos durante El Niño fuerte).

    ResponderEliminar
  47. Deyro Leonardo Hernandez Duarte24 de mayo de 2015, 18:58

    Son fenómenos climáticos que ocurren cada cierta cantidad de años. Comienzan cuando las aguas superficiales del Pacífico Ecuatorial se vuelven más calientes (El Niño), o frías (La Niña), que lo normal frente a las costas de Perú y Ecuador. Pueden provocar inundaciones, sequías, incendios forestales y otros fenómenos extremos en varios partes del mundo.
    FENOMENO DEL NIÑO
    El Niño es un fenómeno meteorológico que se da en el Pacífico, cuyo origen mantiene relación con el nivel de la superficie oceánica y sus anomalías térmicas. Es un fenómeno de grandes repercusiones sobre la vida tanto del océano como del continente, y en el mundo entero, ya que conlleva fuertes sequías e inundaciones. Antes de entrar en las consecuencias del Niño es necesario describir las condiciones que originan este fenómeno natural. En condiciones normales las corrientes atmosféricas, desplazan ligeramente el volumen de agua del océano Pacífico hacia la costa este. En las condiciones del Niño, por algún motivo de origen incierto, las corrientes atmosféricas quedan alteradas, disminuyendo de intensidad en su dirección habitual (oeste-este) o incluso invirtiéndose. Esta disminución o incluso inversión de la corriente superficial causa una variación del nivel del océano que en algunos Niños puede llegar a los 40 cm.
    FENOMENO DE LA NIÑA
    Se le llama así por que presenta condiciones contrarias al fenómeno del Niño, pero también es conocido como "El Viejo" o "El Anti-niño" .Suele ir acompañado del descenso de las temperaturas y provoca fuertes sequías en las zonas costeras del Pacífico.
    "La Niña" comenzó en 1903, y siguió en 1906, 1909, 1916, 1924, 1928, 1938, 1950, 1954, 1964, 1970, 1973, 1975, 1988, y en 1995.Siendo el más intenso el de 1988/1989.
    Desarrollo del fenómeno de la Niña
    Este fenómeno de se desarrolla cuando la fase positiva de la Oscilación del Sur, alcanza niveles significativos y se prolonga por varios meses como por ejemplo en 1973, 1988, 1998, y se caracteriza entre otras por las siguientes condiciones, las cuales son opuestas a las de los episodios El Niño:
    • Disminuye la presión del nivel del mar en la región de Oceanía, y un aumento de la misma en el Pacífico tropical y subtropical junto a las costas de América del Sur y América Central; lo que provoca el aumento de la diferencia de presión que existe entre ambos extremos del Pacífico ecuatorial.
    • Los vientos alisos se intensifican, provocando que las aguas profundas relativamente más frías a lo largo del Pacífico ecuatorial, queden en la superficie.
    • Los vientos alisios anormalmente intensos, ejercen un mayor efecto de arrastre sobre la superficie del océano, aumentando la diferencia de nivel del mar entre ambos extremos del Pacífico ecuatorial. Con ello el nivel del mar disminuye en las costas de Colombia, Ecuador, Perú y norte de Chile y aumenta en Oceanía.
    • Como resultado de la aparición de aguas relativamente frías a lo largo del Ecuador, la temperatura superficial del mar disminuye por debajo del valor medio climatológico. Esto constituye la evidencia más directa de la presencia del fenómeno La Niña. Sin embargo las

    ResponderEliminar
  48. Juliana Del Mar Ortiz Lopez26 de mayo de 2015, 17:21

    Efectos del fenómeno del niño sobre la producción y los precios agrícolas:

    Los principales efectos de El Niño recaen sobre el sector agropecuario: en general, las variaciones en los rendimientos de los diferentes cultivos dependen de factores tecnológicos y económicos, pero también de fenómenos naturales, especialmente de origen climático. Es el caso de las menores precipitaciones ocasionadas por El Niño: los análisis realizados confirman la tendencia en la reducción de la productividad agropecuaria. Según cálculos realizados por el Ministerio de Agricultura, la presencia de un fenómeno de El Niño se traduce en una reducción cercana al 5% en el rendimiento agrícola.
    El Fenómeno de “La Niña” se manifiesta entre otras variables, por un enfriamiento de las aguas del Océano Pacífico Tropical central y oriental frente a las costas del Perú, Ecuador y sur de Colombia. Este fenómeno causa efectos contrarios a los que presenta “El Niño”, mientras que “El Niño” reduce las precipitaciones, “La Niña” favorece el incremento de las mismas en gran parte del país en particular sobre las regiones Caribe y Andina.

    efectos del fenomeno de la niña:

    La Niña comienza su formación desde mediados de 2010 con un enfriamiento de las aguas del océano Pacífico tropical también un incremento de los vientos Alisios del este, que propicia un descenso del nivel del mar sobre la zona oriental

    Los efectos climáticos empiezan a sentirse con un incremento de las lluvias en las regiones Caribe y Andina, manifestándose en un aumento significativo de los niveles de los ríos y con ellos inundaciones, crecientes y aumento en la probabilidad de deslizamientos de tierra.

    ResponderEliminar
  49. Andres Mauricio Martínez Montañéz27 de mayo de 2015, 9:47

    El fenomeno de la niña se caracteriza por el enfriamiento de las aguas del Pacífico, causando al mismo tiempo el debilitamiento de los anticiclones marítimos y continentales, que son zonas de poca nubosidad y presiones atmosféricas que amainan las tormentas. De igual forma interfieren en la fuerza de la temporada ciclónica, la alta o baja presión en las Azores, la dirección de los vientos, las señales de lluvias en zonas como el Golfo de Guinea y las anomalías de la temperatura en el Atlántico.

    Podemos decir, pues, que “La Niña” cambia el clima mundial ya que reduce las lluvias entre diciembre y febrero, dando lugar a inviernos muy secos en Cuba y zonas cercanas al impedir el desarrollo de las bandas de nublados con lluvias que anteceden la entrada de los frentes fríos. Provoca, a su vez, ciclones y huracanes que causan un efecto destructor sobre la población y la naturaleza. Lo único bueno que podemos encontrar en este devastador proceso es el aumento de la productividad marina de algas microscópicas llamadas fitoplancton, de oxígeno y macroalgas que sirven de alimentos a los peces.

    ResponderEliminar
  50. Lizette Suarez Gonzalez27 de mayo de 2015, 13:42

    El fenómeno La Niña es la oposición al fenómeno El Niño. Las anomalías climáticas que se producen con La Niña no son tan notables como las que se observan durante El Niño. Durante este fenómeno se origina temperaturas más frías que las normales.
    La acción combinada de los alisios de ambos hemisferios favorece la turgencia de aguas frías a lo largo de la línea del Ecuador, separando dos grandes lenguas de agua caliente tropicales a ambos lados de dicha línea.
    Los vientos alisios incrementan su intensidad y provocan mayor transporte de agua caliente superficial hacia el oeste.
    Se produce un importante calentamiento de la temperatura del agua de mar superficial cerca de la región insular-continental de Indonesia, favoreciendo el desarrollo de mayor nubosidad y el incremento de tormentas y lluvias en la región.
    El fenómeno de la niña se caracteriza por el enfriamiento de las aguas del Pacífico, causando al mismo tiempo el debilitamiento de los anticiclones marítimos y continentales, que son zonas de poca nubosidad y presiones atmosféricas que amainan las tormentas. De igual forma interfieren en la fuerza de la temporada ciclónica, la alta o baja presión en las Azores, la dirección de los vientos, las señales de lluvias en zonas como el Golfo de Guinea y las anomalías de la temperatura en el Atlántico. Podemos decir, pues, que “La Niña” cambia el clima mundial ya que reduce las lluvias entre diciembre y febrero, dando lugar a inviernos muy secos en Cuba y zonas cercanas al impedir el desarrollo de las bandas de nublados con lluvias que anteceden la entrada de los frentes fríos. Provoca, a su vez, ciclones y huracanes que causan un efecto destructor sobre la población y la naturaleza.
    El fenómeno del Niño se produce a fines de diciembre (de ahí el nombre) por ser el momento del solsticio de verano en el hemisferio sur. En ese momento se produce un mayor calentamiento de los océanos al sur del ecuador pero además, ocurre una alteración de las corrientes de marea pasando un gran volumen de agua del hemisferio norte al hemisferio sur (dentro de la zona intertropical) que se ha medido cuidadosamente y que incluso se ha considerado como una causa importante en la disminución de la velocidad de rotación y de la traslación terrestres. Es el mismo caso que ocurre en la marcha de un automóvil: cuando las ruedas no están bien balanceadas, la excentricidad de su movimiento genera una disminución considerable en la velocidad del vehículo.

    ResponderEliminar
  51. Edwin Fabian Jaimes C28 de mayo de 2015, 20:05

    El fenómeno del niño se refiere a la aparición periódica de agua calida en la zona oriental y central del océano pacifico, a lo largo del ecuador. En dicho océano los vientos dominantes cerca de la superficie son del este se denominan alisios. Tales vientos tienden a acumular el agua tropical mas caliente hacia el lado oeste es decir en la región de indonecia y sus alrededorers p0or ser la temperatura del mar elevada mayor a 28 C en esta región, el aire es mas ligera formando una atmosfera inestable en la que hay gran formación de nubes y nubes intensas. Por otro lado, el pacifico tropical del este es en general mas frio menor a 27 C por presentarse en el fondo del mar abombamientos , los cuales son ricas en nutrientes, razón por la cual algunas de las pesquerías mas ricas se presentan frente a las costas de Perú. Sin embargo la presencia de aguas relativamente frias impiden la formación de nubes estratos bajos que producen muy poca lluvia.
    Durante los años de el niño los vientos que soplan hacia el este o a lo largo de la región ecuatorial se debilitan y a veces invierten su sentido soplando hacia el este, con lo que la corriente ascendente litorial se frena drásticamente. Al debilitarse el viento el agua superficial acumulada en el pacifico occidental vuelve a fluir hacia el este. Cuando esto ocurre el deposito calido (acumulado de agua superficial calentada por el sol en la parte occidental del pacifico ecuatorial cerca de Australia, filipinas e indonesia) se desplaza hacia la zona central y oriental del pacifico el agua superficial que fluye hacia el este se divide al llegar a la costa de sudamerica. parte del agua va hacia el sur mientras que otra se dirige hacia norteamerica y se desplaza a lo largo de la costa occidental de Estados Unidos.
    El fenómeno de la niña se caracteriza por la aparición de temperaturas oceánicas superciales inusualmente bajas en el centro y este del océano pacifico ecuatorial. El fenómeno de la niña es la aposición al fenómeno del niño. Las animalias climáticas que se producen con la niña no son tan notables como las que se observan durante el niño. Durante este fenómeno se originan temperaturas mas frias que las normales sobre el océano pacifico

    ResponderEliminar
  52. carlos alberto florez suarez28 de mayo de 2015, 22:01

    El Niño y La Niña son los nombres de dos fenómenos atmosféricos-oceánicos que se presentan cíclicamente en períodos variables de 2 a 7 años. Tienen mayor incidencia en el océano Pacífico y sus alrededores, a la latitud del ecuador. Sus efectos son de alcance regional y global, pues transforman el estado del clima de casi toda la Tierra. Por ejemplo, durante el episodio de El Niño 1997-98 la temperatura en Mongolia alcanzó los 42°C y las precipitaciones en el centro de Europa ocasionaron una de las mayores inundaciones del siglo.

    Este fenómeno afecta severamente la vida social, económica y política de los países, alterando su ciclo productivo y el crecimiento económico-social. En las áreas normalmente húmedas se originan prolongadas sequías, en las zonas áridas se producen torrenciales lluvias y olas de frío o de calor en distintos lugares del mundo.

    Por lo general, esto representa graves pérdidas en las actividades económicas, sobre todo en las actividades primarias, por lo que afectan mucho más a los países en desarrollo donde éstas constituyen la base de su economía

    ResponderEliminar
  53. Lisbeth Susana Flórez Celis29 de mayo de 2015, 21:52

    Si bien es cierto que el fenómeno de El Niño ha sido documentado a partir de 1726, su relación oceánica-atmosférica es de fecha reciente (Cane and Arkin 2000). A pesar de que el conocimiento sobre este evento ha evolucionado con el tiempo al punto de que actualmente se puede pronosticar a mediano plazo con algún grado de certidumbre, la génesis del fenómeno es todavía un misterio. Por esta razón, resulta muy importante el poder conocer las características del fenómeno en tiempos pasados.
    El conocimiento que se tiene sobre la incidencia en siglos pasados del fenómeno El Niño, proviene de fuentes de las que se puede derivar información relacionada. La “evidencia indirecta” son registros de acontecimientos que, aunque no constituyen específicamente registros climáticos, están lo suficientemente relacionados con los factores del clima como para que se puedan sacar conclusiones útiles (Daniel 1980). Estudios paleontológicos y arqueológicos son ejemplos de ellos. Las muestras coralinas tropicales, (principalmente las de la islas Galápagos frente a las costas ecuatorianas), ofrecen pistas valiosas sobre la presencia y frecuencia de el Niño en épocas antiguas. La composición química de las bandas anuales de crecimiento de los corales tropicales, revelan datos importantes sobre la temperatura y salinidad de las aguas durante el año en el que se formó la marca en el coral (Wallace y Vogel 1994). Tanto la salinidad como la temperatura del mar, son indicadores de la presencia de El Niño, por lo tanto, analizando las marcas coralinas se evidencia el fenómeno. Otros datos importantes se deducen de los anillos de crecimiento anual de los árboles. La dendroclinología es una técnica que estudia la forma, composición y grosor de los anillos concéntricos de los
    árboles, derivando información de los climas pasados. De hecho, mejoras significativas en los modelos climáticos que intentan reconstruir series de tiempo de temperatura y precipitación, han sido logradas por medio del uso de información dendroclinológica, antes ausente de estas herramientas computacionales (Monastersky 1996).
    Análisis radiocarbónicos de los núcleos de sedimentos en lagos y océanos permiten calcular la temperatura del mar y de la tierra. El estudio del polen acumulado en las crecientes, sedimentos pantanosos y lacustres, permiten reconstruir el tipo de vegetación que prevaleció en estas zonas y a su vez obtener información del clima y su variabilidad (Daniel 1980). Por otra parte, hallazgos arqueológicos a lo largo de la costa Pacífica de América del Sur, indican que algunos poblados fueron abandonados en forma repentina por sus habitantes. Algunos arqueólogos consideran que estos abandonos pueden estar ligados a cambios profundos en el clima de la región, como los que se experimentan durante la ocurrencia de El Niño (Jiménez 1987).

    ResponderEliminar
  54. Wilmer Alexander Valero Rodriguez30 de mayo de 2015, 10:18

    El Niño es la etapa cálida del ciclo. Se caracteriza por temperaturas más altas en el Pacífico, lluvia en los desiertos de Sudamérica y baja presión del aire en la región del Pacífico oriental. Empieza cuando los vientos Alisios sobre el Océano Pacífico se debilitan por causa de un cambio en la presión del aire. Normalmente estos vientos soplan del lado oriental del Pacífico (las Américas) hacia el oeste (Australia, Indonesia, China, etc.) y cuando dejan de soplar o cambian de dirección, permiten que las aguas cálidas de Asia lleguen a la costa de las Américas, donde el agua es normalmente más fría. La presión del aire, la temperatura del océano y la formación de nubes de lluvia son íntimamente vinculadas, por lo tanto ocurre una alteración de los patrones normales de circulación del océano y la atmósfera.

    La Niña es la etapa fría del ciclo. Las características de La Niña son exactamente el opuesto de la etapa de El Niño, por ejemplo aguas más frías que lo normal, clima seca en la costa de Sudamérica y lluvias y tormentas en Asia orienta

    ResponderEliminar
  55. Causas del Fenómeno de El Niño
    En la actualidad se siguen haciendo investigaciones para determinar el origen principal del fenómeno de El Niño, sin embargo podemos determinar algunas causas:
    (1) Durante el Fenómeno de El Niño, el anticiclón y los vientos alisios se debilitan más de lo normal y la fuerza de la Corriente Peruana cede también más de lo normal en los veranos, con lo cual la Corriente de El Niño tiene mayor fuerza y sus masas de aguas cálidas avanzan más hacia el Sur. El motor principal de la corriente peruana es el anticiclón del Pacífico Sur, un sistema de baja presión de vientos que circulan en sentido contrario a las agujas del reloj. Los vientos alisios del anticiclón son más intensos en otoño e invierno y empujan las aguas hacia el Norte. Durante todos los veranos, el anticiclón se debilita y cede la fuerza de la Corriente Peruana.
    (2) Al debilitarse la Corriente Peruana más de lo normal en el verano, las aguas cálidas situadas al Oeste de la misma también penetran hacia la Costa. Estas masas de agua, en condiciones normales de la corriente, se mantienen alejadas por el movimiento Sur-Norte de las aguas costeras.
    (3) Con el calentamiento del mar aumenta la temperatura de la atmósfera y se producen lluvias más intensas. En los años normales no se producen lluvias veraniegas en la Costa peruana al sur de los 51° Latitud Sur, a causa de la inversión térmica originada por las aguas frías, que no permite la condensación y elevación de las nubes a más de 800 metros.

    ResponderEliminar
  56. FERNANDO GÜIZA PARDO31 de mayo de 2015, 16:09

    Los desastres generados por el niño y la niña han causado grandes pérdidas materiales como humanas, en nuestro país los impactos causados son muy notorios en todo el país desde la reducción del agua hasta un nivel crítico como el exceso de la misma originado por dichos fenómenos (niña, niño).Desde que se tiene registro, difícilmente se encontrará en la historia reciente del país un año con cambios climáticos tan dramáticos y consecuencias que han empezado a modificar la forma de vida de los colombianos. Desde 2007 los fenómenos de El Niño y La Niña, unidos a los efectos del cambio climático, han trastocado el régimen tradicional del país, al hacer mucho más intensos los periodos de lluvias y más severas las temporadas secas, ambos con efectos desastrosos.
    El 2009 terminó con el fenómeno de El Niño (calentamiento de las aguas del océano Pacífico) en pleno desarrollo y así arrancó 2010: intenso verano y ausencia de lluvias. El verano que abrazó gran parte del territorio nacional dejó a 120 municipios sin agua para beber, causó incendios en 347 municipios y más de 33.000 hectáreas se incendiaron. Los embalses estuvieron por debajo del 50 por ciento y hubo que encender las termoeléctricas. El Niño hizo que en varias ciudades se llegara a temperaturas increíbles. Bogotá, 24,5 grados; Medellín y Bucaramanga, a 35 grados; Cali, 36; Neiva, 39 y Puerto Carreño, 40,5 grados. El verano fue tan intenso que el río Cali se secó y los rios Magdalena y Cauca quedaron reducidos, en algunas partes, a quebradas. El calor era tema obligado en cualquier conversación.
    El Niño se fue con las primeras lluvias de mayo. Pero apareció La Niña (enfriamiento de las aguas), causando los mayores desastres en la historia del país, pues trajo lluvias nunca antes vistas. Según los científicos, esta Niña es la peor que ha tenido el planeta, al superar las de 1973 y 1988, que habían sido las más fuertes.
    Fuente del artículo: www.semana.com › Nación

    ResponderEliminar
  57. ANDREA YESENIA AYALA1 de junio de 2015, 16:24

    Los expertos aseguran que el fenómeno de La Niña es el responsable de los centenares de muertos y damnificados que han dejado las devastadoras inundaciones en Brasil, Australia, Colombia y Sri Lanka y Filipinas.

    Este patrón meteorológico, que ocurre en el Océano Pacífico, así como el fenómeno de El Niño, se deben a un cambio en la fuerza y la circulación de los vientos y a la temperatura de las corrientes oceánicas, que a su vez pueden generar períodos de lluvia intensa o sequías.

    Las causas de ambos eventos no se conocen, sin embargo hay evidencias que sugieren que están ocurriendo con mayor frecuencia.

    ResponderEliminar